28 noviembre 2006

Toreros en la cocina

La verdad es que no me he leido el libro de Toreros en la cocina. Tampoco tengo intención de hacerlo, más que nada porque creo que las personas que tienen que enseñar cocina son los cocineros, y no los toreros.

Al margen de todo esto, he escogido este libro como representación de algo que me preocupa, que es el hecho de darle valor a las cosas por la persona que la realiza, y no valorar el hecho que realiza. Me explico, y de ello hay un montón de ejemplos en la telebasura actual. El programa Mira quien baila, el que lo vea, no será porque los concursantes bailen bien, sino porque son famosos y mola mucho ver bailar a los famosos, en lugar de ver bailar a la gente que realmente sabe hacerlo. El libro este de Toreros en la cocina, el que lo lea lo leerá porque le gusta mucho los toreros y sus aficiones, no porque de verdad quiera aprender de cocina. Y podríamos continuar poniendo ejemplos.

El caso es que hay mucha gente que no quiere ver, ni leer, ni escuchar a los verdaderos expertos en la materia, sino que prefieren ver legos en la materia pero que son famosos, lo que me da pié a pensar que este tipo de gente se traga cualquier cosa, por horrenda que sea, siempre y cuando aparezca alguien popular de por medio. Realmente pienso que es triste ...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home