18 enero 2006

¿Quién tiene derecho a opinar de política?

Recientemente el teniente general Mena declaró que las fuerzas armadas deberían de actuar en caso de que el estatut de Cataluña rebase los límites constitucionales. Causó un enorme revuelo, tuvo que intervenir José Bono pidiendo concordia y esas cosas que se suelen decir. Todo el mundo en los debates afirmaba que los militares no pueden meterse en política, que están subordinados al Estado y que lo que tienen hacer es estar en las bases militares.

También pasó lo mismo cuando la Iglesia opinó sobre la nueva ley de la enseñanza, muchos contertulianos y medios de comunicación se apresuraron a decir que la Iglesia no tenia derecho a hablar de política, que lo que tenían que hacer "decir misa y punto".

Sin embargo, cuando fueron las elecciones a la alcaldía de Madrid, un grupo de célebres músicos le tendieron una encerrona al candidato por IU, lo pusieron a parir en un acto al que el había sido invitado y le coaccionaron para que dimitiese como candidato por su partido. Entonces poca gente opinó que lo que deberian de hacer los músicos es hacer música y no meterse en política.

La cuestión de fondo es ¿Quién tiene derecho a opinar de política?, ¿Porqué cuando determinados colectivos hablan se apresuran determinados medios a decir que callen y cuando lo hace otro colectivo lo dejan pasar? Al fin y al cabo, se han de escuchar las voces de los colectivos, pues representar a fracciones de la población, y sus voces al menos son dignas de ser escuchadas, y no como pretenden hacer ciertas personas que los que me caen bien SI y los que no me gustan CORTÉMOSLE LA LENGUA.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hay tienes más razón que "un santo", ¿no gozamos supuestamente en un país democrático de libertad de expresión? pues dejemos que cada cual diga su opinión, aunque no seamos partidarios de la misma, no deja der una opinión más como la nuestra.

1:54 a. m.  
Blogger Mako said...

Totalmente en desacuerdo. Hay que recordar que por mucha libertad de expresión sigue existiendo la "apología a xxxxx", "incitación a la revuelta", etc. etc.

Los militares están para lo que están, y si quieren opinar de política que lo hagan en la intimidad, igual que los políticos que dicen que hablan catalán en la intimidad.

Y la Iglesia, no tienen suficiente con oponerse a todo lo que contribuya al progreso de la humanidad, sino que encima nos van a decir como tenemos que llevar el país, e incluso a quien tenemos que votar. Ya mismo dirán "quien vote a este partido va al infierno directamente".

¿Que unos músicos le tienden una encerrona a un político? Pues que los demande. Al músico no le puedes decir que "dimita de su trabajo de músico" como al militar, ni le importa una mierda manchar su imagen pública frente a un cierto colectivo como a la Iglesia. Si quieres los odias y si quieres pues pasas de ellos, a ellos se la suda.

Una persona pública tiene que saber que lo dice puede tener repercusión y que eso tiene consecuencias. Ahora, ya es cosa suya si dice lo que piensa o no.

El caso de que los militares y la Iglesia se metan en política no es particular. Todo el mundo tiene derecho a opinar de política, pero si lo haces públicamente obviamente te comen. Igual que si un presidente de un equipo de fútbol dice que su club está a favor de la independencia de su región. ¿La opinión de un mamarracho debe ser válida para todo un colectivo sólo porque lo dice delante de un micrófono? ¿Tenemos que tragarnos esa mierda? Yo creo que no.

1:37 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home