26 diciembre 2005

Cuestión de prioridades

La tecnología avanza imparablemente. Cada vez surgen retos mayores. Al poner el listón cada vez más alto, implica que cada avance que queramos realizar va a suponer una inversión en tiempo, material y recursos humanos superior al anterior. Y uno de los recursos que va creciendo a un ritmo superior es el del coste de computación para demostrar determinados modelos o realizar simulaciones.
Son tales las necesidades de computación, que rara vez el investigador dispone de un computador digno de sus necesidades. Para compensarlo surgión la computación distribuida. Miles de máquinas repartidas a lo largo de un territorio, pasan mensajes indicando que es lo que tienen que hacer y una vez hecho devuelven resultados. Y si admitimos que no existen barreras disponemos de máquinas repartidas a lo largo de todo el globo. La potencia de cálculo es monstruosa.
Para sacar partido de tal situación surgen proyectos de computación distribuida como SETI@home, para buscar vida extraterrestre. Es un proyecto en el que participan millones de usuarios, pero que realmente es difícil ver resultados, ya que aunque haya otra civilización a la escucha del mensaje, probablemente cuando recibiera la respuesta haya desaparecido la civilización que inició la conversación. Y más teniendo en cuenta cuanto dura una civilización a partir del punto en que es capaz de manejar instrumentación capaz de emitir ondas electromagnéticas. Aún no hemos visto ningún caso de dicha destrucción, pero no creo que vaya más alla de unos miles de años. O quizás sí. Prefiero ser optimisita en ese aspecto y pensar que inventaremos algo para seguir vivos. Pero la conclusión a la que quiero llegar es que ni los bisnietos de mis bisnietos llegarán a ver resultados. Por tanto estamos tirando a la basura millones de horas de computo.
Por mi parte, prefiero ayudar a la gente a la que tengo a mi lado, ver resultados que vayan a beneficio de todos, y sobre todo que lo disfrutemos. Por ese motivo, antes que unirme al proyecto SETI@home, he preferido unirme al proyecto folding@home, y ayudar a gente que está intentando solucionar males como el Parkinson y el Alzheimer, y para eso si que es verdad que no hace falta irse muy lejos en el tiempo ni en el espacio.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home